La guía definitiva para elegir tu sombrero ideal

Los sombreros son un complemento básico en cualquier época del año y queda bien con casi cualquier conjunto. Sin embargo, hoy en día aún siguen habiendo perjuicios con este tipo de accesorios, en gran parte porque tenemos interiorizado que un sombrero no nos puede quedar bien y que ya es cosa del pasado. Pero cuando vemos a un influencer o a una personalidad llevarlo… ¡nos encanta!

Por eso, hoy vamos a mostrarte cómo elegir tu sombrero ideal sin morir en el intento, para que también puedas lucirlo sin ningún tipo de complejo. Antes de nada, es importarte informarte de los tipos de sombreros que existen mediante nuestro post “Los 12 tipos de sombreros que debes conocer”, para que valores las alternativas que te vamos a recomendar.

Sin más, ¡adelante!

1.- Elegir tu sombrero ideal según tu tipo de rostro

Antes de ahondar en los diferentes tipos de rostro, necesitas conocer cómo saber cuál de ellos es el que más se ajusta a tu anatomía. Para ello solo tienes que medir tu frente, tus pómulos, la línea de tu mandíbula y el largo de tu rostro con una cinta métrica, ¡son solo 4 pasos!

  • Midiendo tu frente: Coloca la cinta desde uno de los laterales de la frente hasta el otro. Mide desde el punto más alto del arco de una de las cejas hasta el punto más alto del arco de la otra y anota ese número.
  • Midiendo tus pómulos: Mide la distancia que hay de la parte superior de una mejilla hacia la otra, esto es, del saliente que hay justo debajo del lado exterior de cada ojo.
  • Midiendo la línea de la mandíbula: Determina la distancia desde la barbilla hasta la parte inferior de las orejas y detente en el lugar donde la mandíbula forma un ángulo hacia arriba. Multiplica ese número por 2.
  • Midiendo el largo de tu rostro: Por último, mide la distancia desde el centro de la frente o línea del cabello hasta la barbilla.

Elegir tu sombrero ideal

Una vez que tengas todas esas medidas apuntadas, pregúntate:

  • ¿Cuál es la parte más ancha de mi rostro?
  • ¿Qué forma tiene mi mandíbula?
  • ¿Cuán largo es mi rostro? ¿Es más largo que ancho? Y de ser así, ¿en qué medida?

TU ROSTRO ES CUADRADO SI...

Elegir tu sombrero ideal

Tienes casi el mismo largo que ancho. En otras palabras, si la distancia desde la frente hasta la barbilla y de mejilla a mejilla es casi la misma.

¿Qué sombrero escoger? 

Si tienes el rostro cuadrado escoge un sombrero que tenga líneas suaves como la boina o cloché. Aquellos con alas medias contribuirán a restarle dureza a tus rasgos faciales.

¿Qué sombrero evitar? 

Nunca elijas un modelo de alas anchas, pues dejarán de proporcionarte esa suavidad que tanto buscas en tus facciones.

TU ROSTRO ES REDONDO SI...

Elegir tu sombrero ideal

Tiene la misma medida de largo y de ancho. Tienes la barbilla redonda, las mejillas llenas y la línea del cabello redonda.

¿Qué sombrero escoger?

A este tipo de rostros le favorecen los sombreros más estructurados como los Fedora o los Borsalinos. ¿El motivo? Equilibran la forma suave de tu rostro debido a la firmeza del diseño de estos modelos, de ala ancha y de estilo angular.

¿Qué sombreros evitar?

Los rostros redondos deben evitar, aunque parezca redundante, las formas redondas como los campana, ya que acentuarán la forma circular de tu cara.

TU ROSTRO ES ALARGADO SI…

Este es ligeramente rectangular, de barbilla y sien más anchas que el resto de facciones de tu rostro.

¿Qué sombrero escoger?

Necesitas generar un balance, haciendo que el rostro luzca un poco más ancho de lo que realmente es. ¿Cómo? Buscando sombreros de alas anchas y acampanados como los cloché, los Fedora o los capelina.

¿Qué sombrero evitar?

Los sombreros de copa alta deben evitarse, ya que provocarán que tu cara parezca aún más alargada.

TU ROSTRO TIENE FORMA DE CORAZÓN SI...

Elegir tu sombrero ideal

Tu barbilla es la parte más estrecha de tu cara. Tienes la frente amplia, los pómulos anchos y la barbilla pequeña.

¿Qué sombreros escoger?

Trata de escoger sombreros de ala media y caídos en la parte frontal como los borsalinos. Los sombreros de ala volteada dirigen la atención hacia los ojos y crean la ilusión de una mayor longitud, lo que proporciona un equilibrio con la frente ancha.

¿Qué sombreros evitar?

Evita por todos los medios los sombreros de copa alta, las boinas y las gorras de béisbol.

TU ROSTRO ES OVALADO SI...

Elegir tu sombrero ideal

El largo de tu cara es aproximadamente 1,5 veces mayor que el ancho. La frente es un poco más grande que la línea de la mandíbula y el ángulo de ésta es redondo. En pocas palabras, un rostro ovalado tiene la forma de un huevo.

¿Qué sombrero escoger?

Si tienes este tipo de facciones, ¡enhorabuena! La mayor parte de los sombreros suelen sentarte de maravilla, así que escoge el que más te guste y lúcelo sin problemas.

¿Qué sombrero evitar?

Por descartar alguno, te aconsejamos que la copa del modelo no sea más ancha que la distancia entre tus pómulos.

2.- Según la estatura

Da igual tu estatura, ¡no es excusa! Siempre habrá un modelo de sombrero que te quedará fenomenal.

Por regla general tiene que quedarte claro dos aspectos:

Los sombreros de ala ancha hacen que una persona parezca más bajita.

Los sombreros de copa elevada, hacen que una persona parezca algo más alta.

Sabiendo esto, te damos ciertas recomendaciones para que puedas elegir tu sombrero ideal:

– Si eres chiquitito/a y mides menos de 1’60 m, es mejor que te decantes por sombreros pequeños, como os canotiers.

– Si por el contrario, superas el metro setenta, puedes optar por los modelos más grandes de ala ancha como las pamelas. Eso sí, ante todo, ningún sombrero puede superar tu anchura de hombros.

– Si tienes una estatura entre ambas medidas, puedes escoger por casi cualquier tipo de sombrero.

elegir tu sombrero ideal

3.- Según tu personalidad

No olvides que tanto los complementos como la ropa deben de representar la personalidad que tienes y nunca ocultarla o sustituirla. No tienes que escoger un sombrero por que se lleve más o menos, simplemente porque te gusta y te sienta bien.

Ante esto, es importantísimo conocerte a ti mismo/a y saber qué estilo es el que va más contigo.

  • Si eres bohemio/a, te recomendamos que nunca pierdas de vista modelos como los tipo boina, capelina o fedora de ala ancha.
  • Si tienes un estilo tipo estudiante, te recomendamos que uses sombreros firmes de ala ancha como las pamelas, el bretón, los canotier o el tipo gondolero, así como las boinas, los cloché o los fedora.
  • Si te enamora el estilo “tomboy”, no olvides hacerte con sombreros tipo gorras gatsby, fedora, bombín, canotier, gorra de béisbol o gorro tejido.
  • Si la elegancia de lo “vintage” va más a corde a tu personalidad te recomendamos los casquetes delicados, “fascinator”, sombrero de ala ancha firme o el cloché de ala ancha
  • Y si el “grunge” inunda tu armario di sí a las gorras de béisbol, al bombín, a las boinas o a los sombreros de ala ancha.

4.- Según peinado

Por supuesto, ya que el sombrero formará parte de tu rostro, es menester tener en cuenta tu corte de pelo y/o peinado. Resulta evidente que muchos sombreros se ven mejor con el cabello corto, mientras que otros sentarán fenomenal con el cabello más largo. Pero, ¿cuales sí y cuales no? ¡Sigue leyendo!

  • Con el cabello largo: boina, fedora, capelina y bombín
  • Con el cabello corto (corte “pixie”, “bob”, etc.): cloché, pamela, bretón, sombrero de ala enrollada, capelina y ciertos tipos de casquete.
  • Con el cabello al hombro: cloché, cualquier sombrero de ala ancha, fedora, casquete (para cabello rizados), canotier y bombín
  • Si tienes flequillo: sombrero de ala volteada o uno de ala ancha grande.

5.- Según época del año

Tal y como ya hablamos en el post “3 motivos par llevar sombrero”, según el tipo de estación, la temperatura o el estado del cielo, nos vendrá mejor un modelo de sombrero más que otro.

elegir tu sombrero ideal

En resumidas cuentas, los sombreros de paja, rafia o de un material similar, déjalos para el verano. Los de fieltro, lana y otros tejidos de “abrigo” deben reservarse para las estaciones de otoño e invierno.

6.- Elegir tu sombrero ideal según las normas que dicta el protocolo

Como ocurre con la ropa, los modales, etc., si no seguimos las ‘normas’ o los códigos establecidos, corremos el riesgo de que el sombrero se convierta en un complemento poco acertado. Para evitarlo es necesario conocer diversos aspectos que tenemos que tener en cuenta a la hora de escoger un sombrero u otro:

  • Como regla de oro, el tamaño del sombrero tiene que decrecer a medida que avanza el día. Es decir, por la mañana se admiten modelos vistosos o grandes. Sin embargo, a medida que llega la tarde, el sombrero debe ser más y más pequeño hasta llegar a prescindir de él en la noche.
  • La sombra del ala del sombrero debería llegar, como mucho, a la altura de los ojos.
  • El sombrero no se quita en ningún momento, salvo rarísimas excepciones (que sea demasiado grande, incómodo…). Si lo llevas de manera informal, puedes quitártelo sin problema, pero si se trata de una ceremonia o celebración, no se debería retirar.
  • Según el protocolo, las señoras pueden permanecer con el sombrero dentro de recintos cerrados como el salón de ceremonias, la iglesia o mientras hablan con otra persona. No se considera de mala educación.

Otros aspectos a tener en cuenta

Para que no te falte ningún tipo de información o detalle a cerca de la elección de un sombrero, te damos, para finalizar, ciertas recomendaciones que puedes ser determinantes o, como poco, de mucha ayuda:

  • El sombrero debe sentar de forma perfecta en la cabeza. Nunca debe quedar ni muy apretado ni demasiado grande.
  • El ala del sombrero no puede ser mayor que el ancho de los hombros o parecerá que nos lleva a nosotras y no lo contrario.
  • Los sombreros de ala ancha suelen ser más elegantes, mientras que los de ala corta se utilizan en ocasiones más informales, aunque esto dependerá en gran medida del material del mismo.

¿Estás preparado/a para elegir tu sombrero ideal? Ahora que conoces todas las claves, ¿por qué no echas un vistazo a nuestros modelos? ¡Tienes dónde elegir!

 

Fernández y Roche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *